Lugares de interés turístico próximos a nuestros alojamientos.

Turégano  ( 5 km desde Caballar y El Cubillo, 15 km desde Valdesimonte)

Su mayor atractivo es su castillo, símbolo del pueblo, de orígenes celtibéricos. Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1931. En este castillo estuvo preso en 1585 Antonio Pérez, secretario del rey Felipe II. Una singularidad de este castillo es que integrada en su construcción se encuentra la iglesia de San Miguel.

Sotosalbos  (11 km desde Caballar y El Cubillo, 33 km desde Valdesimonte)

Lo más destacado es la Iglesia de San Miguel, uno de los más importantes ejemplos del románico. Lo más destacable del conjunto es su pórtico o atrio, donde se pueden contemplar algunos de los más bellos capiteles historiados del románico castellano. Sobre la cornisa se extiende un friso de arquillos apoyados en canecillos, con una de las mejores colecciones de representaciones iconográficas de este estilo. Dentro del templo se venera la imagen de Nuestra Señora de la Sierra, una bella talla gótica del siglo XIII que vino del monasterio del mismo nombre, a la cual acompañan unas pinturas murales y una excelente cruz parroquial del siglo XVI, obra de orfebres segovianos.

Pedraza  (20 km desde Caballar y El Cubillo, 19 km desde Valdesimonte)

La villa de Pedraza situada en el piedemonte segoviano. Marco incomparable declarado Conjunto Monumental en 1951 distinguida por los premios “C” de Turismo de Castilla y León en 1993 y Premio Europa Nostra en 1996. Encontrarán aquí un excelente lugar para pasear, hacer compras, deleitarse con su exquisita gastronomía en un entorno privilegiado lleno de quietud y cargado de historia. Todos los años los dos primeros fines de semana de Julio, tiene lugar el popular concierto nocturno de las velas.

Navafría  (24 km desde Caballar y El Cubillo, 37 km desde Valdesimonte)

Navafría se encuentra en el piedemonte de la Sierra de Guadarrama, en su vertiente norte. Se trata de un pueblo serrano característico con viejas casas de piedra. Está rodeado de fresnedas, robledales y amplias praderas donde pace el ganado. En el año 1979 se inauguró el PARQUE RECREATIVO “EL CHORRO”. Dista 2km. desde Navafría, con la finalidad de crear una zona controlada de esparcimiento y ocio en el corazón de este frondoso pinar.

  •  ACTIVIDADES RECREATIVAS, en Navafría:

– Senderismo;

Dos rutas:

La Ruta del Chorro, es un sencillo y corto recorrido que nos sitúa en uno de los parajes más bellos de los pinares de la Comunidad de la Villa y Tierra de Pedraza, a la que pertenece Navafría.

Desde El Nevero, a 2.209 m. de altitud tenemos una perspectiva poco común de la Sierra de Guadarrama.

– Raquetas de nieve y esquí de fondo: El Centro de Esquí Nórdico de Navafria es el lugar ideal para iniciarse en el esquí nórdico en cualquiera de sus disciplinas, estilo clásico ó estilo patinador (skating), para facilitar el aprendizaje o corregir y perfeccionar la técnica.

Prádena: Cueva de los Enebralejos (31 km desde Caballar y El Cubillo, 23 desde Valdesimonte)

La Cueva de los Enebralejos se localiza en el Karst de Prádena, es un ejemplo interesante de formación de estalactitas y estalagmitas, dando lugar a una espectacular gama de colores. Se estructura en tres pisos: galerías altas, medias y bajas. Destaca la Sala de los Enterramientos, que lleva al Santuario donde abundan las pinturas y grabados prehistóricos, y gran cantidad de formaciones; la Cascada y la Pared de los Colores formadas por coladas estalagmíticas, y el Fantasma. El Techo de las Agujas está formado por una elevada concentración de “macarrones”.

La Granja de San Ildefonso  ( 33 km desde Caballar y El Cubillo, 57 km desde Valdesimonte)

El Real Sitio de La Granja está situado en la vertiente norte de la sierra del Guadarrama. Su nombre proviene de una antigua granja que los monjes jerónimos del monasterio segoviano de El Parral tenían aquí. Felipe V se retiró a este lugar en 1724 y durante los veinte años siguientes engrandeció los jardines y el palacio, que fue usado como residencia de verano por todos sus sucesores hasta Alfonso XIII. Los jardines son uno de los mejores ejemplos que hoy se conservan de los jardines del siglo XVIII, realizado por el arquitecto francés René Carlier; está formado con parterres y bosquetes delimitados con paredes de vetación formadas con carpe, y alineaciones de árboles, en especial tilos y castaños de Indias. Estatuas de mármol blanco, y jarrones del siglo XVIII, decoran los parterres y avenidas del jardín. Destacan las de Neptuno, Apolo y Andrómeda en la amplia perspectiva de las Carreras de Caballos; la Cascada de Anfítride.

Sepúlveda  (33 km desde Caballar y El Cubillo, 17 km desde Valsesimonte)

En su término se encuentra parte del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón y en la localidad está el Centro de Interpretación de las Hoces del Duratón (sito en la Iglesia de Santiago) en el que se puede ver todo lo relacionado con el Parque Natural y con Sepúlveda.

Cantalejo  (20 km desde Caballar y El Cubillo, 5 km desde Valsesimonte)

Es uno de los pueblos con mayor población de la provincia de Segovia, cuenta con unos 3.918 habitantes. El territorio de Cantalejo cabalga la divisoria de las cuencas del Duratón y del Cega; pero su historia está vinculada, desde sus más remotos orígenes, al cañón del Duratón, cuna de lo que llegaría a ser la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda en la actual provincia de Segovia.

En Cantalejo tienen especial interés turístico sus lagunas. Se trata de un conjunto de bellos humedales, entendiendo por humedales zonas de tierras, generalmente planas, cuya superficie se inunda de manera permanente o intermitente.

La existencia de humedales está generalmente vinculada al enriquecimiento de la biodiversidad con respecto a su entorno; la riqueza y originalidad de la flora y fauna de las lagunas de Cantalejo corroboran esta afirmación, ya que en este espacio natural pueden encontrarse más de quinientas veinte especies de plantas superiores, y se registra la presencia más o menos habitual de unas doscientas treinta especies de vertebrados, por no hablar del incalculable número de especies de invertebrados, del que aún queda mucho por estudiar. Dentro de este amplio catálogo de flora y fauna se encuentran numerosas especies raras o amenazadas, lo que, unido a la configuración de los distintos tipos de vegetación en hábitats de especial interés, han motivado la declaración de este espacio natural como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y estar incluido en una de las Áreas Críticas para la conservación de la cigüeña negra en Castilla y León.

Toda la información en el enlace siguiente: vivecantalejo.com/lagunas-de-cantalejo/

Otro de los reclamos turísticos de Cantalejo es el Museo del Trillo. Dicho museo representa la historia del pueblo de Cantalejo en imágenes, aperos y utensilios.

Toda la información en el enlace siguiente: vivecantalejo.com/museo-del-trillo/

Rutas senderistas y rutas en coche, próximas a nuestros alojamientos. 

 Ruta senderista. Caballar y sus Fuentes  (7 km desde El Cubillo y 23 Km desde Valdesimonte)

En el pueblo de Caballar,  podemos disfrutar de una sencilla ruta que discurre por los caminos del pueblo y nos lleva a conocer varias de sus singulares fuentes.

A continuación pasamos a conocer con más detalle en que consiste esta ruta:

(No obstante en la casa disponemos de información más ampliada de la ruta)

  Ficha técnica:

Inicio de la ruta: Caballar.

Fin de la ruta: Caballar.

Longitud de la Ruta: 8 Km.

Duración de la Ruta: 2 Horas y 30 Minutos.

Interés de la Ruta: Cultural, natural y paisajístico.

Época Recomendada: Cualquier época del año, aunque es más espectacular desde el punto de vista paisajístico en otoño.

Dificultad: Baja.

Tipo de camino y su estado: Unos tramos transcurre por caminos bien marcados y otros por senderos menos marcados.

– Descripción, de la ruta:

La riqueza hortícola y frutícola de Caballar, además de por su situación en un lugar abrigado, se debe a la abundancia de agua existente en el término. Además de disfrutar de este vergel, conoceremos varias de estas fuentes singulares.

Km 0: Salimos de Caballar desde el barrio de Umbría Alta por la llamada Calle de Clemente Sanz Blanco y cogemos el camino marcado a mano izquierda . Pasamos por la Fuente del Obispo.

Km 1,0: Llegamos a la Fuente de la Fresnera y continuamos por el valle.

Km 2,2: Tomamos un sendero poco marcado a la derecha, que sube a la lastra, para cruzar al valle del arroyo Horco. Seguimos el camino de Santiuste por el valle.

Km 3,7: Encontramos la Fuente Redonda o de La Sartén. Al lado de la izquierda del valle se encuentra la Cueva de las Cruces. Continuamos recto.

Km 5,0: Llegamos a la Fuente El Caño.

Km 5,4: Salimos a la carretera y cruzamos el puente sobre el arroyo del Horco.

Km 5,7: Cogemos a mano izquierda el camino Carravillar y cogemos el arroyo Mulas.

Km 6,2: Pasamos por la Ermita de San Frutos en ruinas. Unos metros más adelante tomamos un camino a mano izquierda.

Km 6,7: Llegamos a la Ermita de la Fuente Santa, donde se encuentra la fuente del mismo nombre.

Km 7,5: Regresamos al pueblo por el camino Carravillar y un poco más adelante tomamos el camino del Puente a mano derecha. Dentro del pueblo, en una callejuela a mano derecha, encontramos la Fuente Campillo.

Km 7,8: En el barrio de La Solana de Caballar, podemos ver la Ermita del Carmen y el blasón que luce el edificio del Ayuntamiento. Subimos hacia el cerro del castillo donde se encuentra la Iglesia.

 Rutas senderistas de Sepúlveda. Parque Natural Hoces de Río Duratón.(25 km desde El Cubillo y Caballar y a 10 Km de Valdesimonte)

El Parque Natural Hoces del Río Duratón en Sepúlveda, atesora una de las riquezas geológicas, paisajística y faunística más impresionante de nuestra provincia. Podemos conocer el Parque de muchas y diversas maneras dependiendo de nuestras necesidades, para ello existen cinco rutas que nos permiten disfrutar del Parque, elige la tuya:

1º Ruta senderista: La Senda de la Glorieta 

Desde esta senda se tiene una amplia y espectacular panorámica del valle que recorre el río Caslilla, de la Silla del Caballo y de la propia villa medieval de Sepúlveda.

Se trata de un equipamiento de uso público que se ha habilitado para facilitar el trayecto por ella a las personas con movilidad reducida.

Esta senda comienza en las inmediaciones de la Casa del Parque, en la Villa de Sepúlveda, cuenta con paneles de interpretación adaptados a usuarios en silla de ruedas, así como con mobiliario que permite el descanso durante el paseo.

Al inicio de la senda se pueden observar algunos elementos interesantes del patrimonio cultural de Sepúlveda como son las antiguas cuevas excavadas en la roca y ocupadas desde tiempos remotos. En la actualidad algunas de ellas se siguen utilizando como vivienda o como corrales, mientras que otras mantienen usos recreativos.

A lo largo de este recorrido podemos asomarnos a las primeras hoces que dan nombre al Parque Natural, lo que nos permitirá hacernos una idea del paisaje de este espacio y contemplar algunos elementos geológicos de interés, como el Pliegue en Rodilla denominado “Silla de Caballo” . Esta formación geológica tiene su origen en un pliegue en rodilla formado durante la Orogenia Alpina. Y gracias a la acción erosiva del agua ha adquirido esta forma tan peculiar que recuerda a una silla de montar.

Desde la senda también se pueden observar los Crestones o Crestas, formas verticales originadas por la erosión fluvial del pliegue. En la comarca de Sepúlveda estos crestones reciben el nombre de “picozos” en alusión a su perfil aserrado con varios picos.

Desde la Senda de La Glorieta se divisan algunos elementos de la arquitectura tradicional de la zona y del trazado medieval de la Villa de Sepúlveda: camino de ronda de las murallas, alguna de las siete puertas de acceso a la villa…

Esta senda constituye también un lugar privilegiado para observar el vuelo de algunas de las aves más características del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón.

El recorrido por esta senda también nos permitirá observar numerosas especies vegetales, algunas características de la zona y otras introducidas por el hombre con intención ornamental. En primavera estas plantas adquieren su máximo esplendor.

El recorrido tiene una longitud de 800 metros de ida y 800 metros de vuelta y la dificultad es baja. Toda la ruta es accesible para personas con movilidad reducida y discapacidad visual. El tiempo de recorrido está estimado en una hora.

Descarga el folleto de la Senda de la Glorieta, pinchando en el siguiente enlace:

http://www.turismosepulveda.es/docs/03.Folleto_Senda_de_la_Glorieta.pdf

2º Ruta senderista: Senda de los Dos Ríos o de ICONA 

Este sendero ofrece un espectacular paisaje de las Hoces del río Duratón, así como numerosos elementos del patrimonio histórico-artístico de Sepúlveda. Es la principal de un conjunto de sendas que permiten apreciar el entorno de la villa, llamado Sendas del entorno de Sepúlveda. El recorrido tiene una longitud de cinco kilómetros y, aunque en algunas zonas de su trazado salva algunos desniveles del terreno, en general la dificultad de este recorrido es media o baja en su mayor parte. El tiempo de recorrido está estimado en 1:30 horas.

La senda se inicia en la Casa del Parque, situada dentro de la iglesia de Santiago, y se encamina hasta la iglesia de la Virgen de la Peña, recorriendo algunos de los rincones más llamativos de la villa medieval de Sepúlveda. En la parte posterior de la Virgen de la Peña hay un mirador con paneles interpretativos desde el que se puede ver el sorprendente paisaje que describen las hoces en el Parque Natural.

Desde este punto la senda continua hacia la Puerta de la Fuerza, cogiendo el camino que sale junto al Cuartel de la Guardia Civil. Atravesamos el arco de esta puerta y bajamos al río por una antigua calzada romana hacia el Puente de Picazos. Tras cruzar el río Duratón por este puente, la senda continua por la margen derecha del mismo.

Tras pasar por la “Pasarela de ICONA”, pasarela de madera situada en la solapa de un cortado, llegaremos al encuentro del río Caslilla con el río Duratón. El siguiente hito es la Fábrica de la Luz, actualmente en desuso. Seguimos hasta el puente de Talcano. En este punto esta senda se encuentra con la senda del Puente de Talcano al puente de Villaseca, senda que se adentra en la Zona de Reserva del Parque Natural. Cruzando el puente podemos ver uno de los arcos originales del Puente de Talcano que queda preservado del tránsito de peatones. Seguimos nuestro recorrido atravesando un aparcamiento para ir por la base de la “Silla de Caballo”.

Desde aquí volvemos a acercarnos al enclave histórico de Sepúlveda, entrando de nuevo en él por la antigua muralla a través de los restos de la Puerta del Castro. Seguimos el recorrido hasta llegar a la Puerta de Duruelo.

En este punto podemos continuar por las escaleras que suben hacia la Casa del Parque, o modificar ligeramente el trazado de esta senda pasando bajo dicha puerta y atravesando una zona de huertas para llegar a la Puerta del Río en el Barrio de San Esteban, antiguo enclave musulmán que guarda algunos de los rincones más hermosos de esta villa medieval. Por último solo queda subir a la calle principal que hacía de antigua travesía y que nos lleva, tanto a la Casa del Parque, como a la Plaza de España, finalizando nuestro recorrido.

Descarga el folleto de la Senda de los Dos Ríos, pinchando en el siguiente enlace:

http://www.turismosepulveda.es/docs/02.Folleto_Senda_de_los_Dos_Rios_2015.pdf

 Ruta senderista: Senda Larga, del Puente de Talcano al Puente de Villaseca.

El trayecto que une el Puente de Talcano, en Sepúlveda, con el Puente de Villaseca, situado en las profundidades de las hoces del río Duratón, constituye una interesante manera de descubrir, a pie o en bicicleta, algunas de las zonas más destacables de este Parque Natural. El camino, de diez kilómetros de longitud y con un trazado prácticamente llano, discurre junto al cauce del río Duratón y nos permitirá disfrutar de un paisaje sorprendente en el que las impresionantes paredes calizas de este cañón nos acompañarán en todo el paseo. Dada su ubicación dentro del área de especial protección se precisa un permiso para transitar por ella desde el 1 de enero al 31 de julio. Tiene una dificultad calificada como de fácil-media y el tiempo de recorrido de ida está estimado en 3 horas a pie.

Durante el trayecto podremos observar algunos elementos interesantes de este Parque Natural. En las proximidades del Puente de Talcano se encuentra un meandro abandonado del río Duratón.

A medida que nos adentramos en la senda podremos observar restos de la intensa actividad agrícola que se desarrolló en este lugar hasta no hace mucho tiempo. Esta ruta fue en su día el camino por el que los hortelanos accedían a sus huertas.

La senda discurre entre farallones que destacan por su inmensidad y sobre los cuales ha dejado huella la acción erosiva del agua, adquiriendo formas que llaman la atención y que permiten la nidificación de numerosas especies de aves.

A lo largo de la misma nos encontraremos con tres fuentes de agua no tratada: la fuente de la Hontanilla, la fuente Redonda y la fuente del Chorrillo.

Aproximadamente a la mitad del trayecto se sitúa el Puente del Villar. Desde el mismo, parte un empinado camino que une este cañón con el pueblo de El Villar de Sobrepeña. Esta senda nos permitirá descubrir la belleza de este espacio natural a lo largo de todas las estaciones del año desde diferentes perspectivas, si bien es en otoño cuando la vegetación del fondo del cañón adquiere una mayor vistosidad cromática.

Descarga el folleto de la Senda Larga, pinchando en el siguiente enlace:

http://www.turismosepulveda.es/docs/04.Folleto_Senda_Puente_de_Talcano_Puente_de_Villaseca.pdf

 Ruta senderista: Senda de la Molinilla y Cueva de los siete altares.

Dicha ruta tiene su origen en el puente Villaseca, una de las vías de entrada o salida habituales para quienes transitan a pie por el interior de las hoces hacia Sepúlveda.
Antes de continuar el paseo hacia la presa de La Molinilla, punto final de este trayecto, merece la pena el breve desvío aguas arriba que lleva, en unos 300 metros, desde la base del puente hasta las escalerillas que llevan a la Cueva de los Siete Altares, uno de los rincones sagrados más relevantes y ancestrales del cañón. Aunque cerrada por una verja, es posible distinguir desde la puerta los principales elementos de esta auténtica iglesia rupestre de época visigoda, en torno al siglo VII d.C., muy probablemente utilizada por los ermitaños que tuvieron en las numerosas oquedades abiertas a lo largo del cañón sus refugios de vida y oración. No hay que olvidar que entre aquella comunidad ermitaña se encontraron los santos Frutos, Valentín y Engracia sobre cuya tradición acabó por erigirse el priorato de San Frutos en el meandro más espectacular del cañón.

La senda de la molinilla es un recorrido sencillo de unos 4 km ( ida y la vuelta), paralela al río y sin apenas desnivel.

Descarga el folleto de la Senda de la Molinilla, pinchando en el siguiente enlace:

http://www.turismosepulveda.es/docs/05.Folleto_Senda_de_la_Molinilla.pdf

5º Camino a San Frutos.

Sin duda alguna, la ermita de San Frutos es uno de los lugares más atractivos del Parque. Parte del aparcamiento del área de San Frutos y llega al ermitorio. Se recorre en escasos 15 minutos, solo ida, y está catalogada como fácil. Al aparcamiento se llega desde Villaseca por un camino de tierra.

El priorato de San Frutos, hoy conocido como ermita de San Frutos, son los restos de un antiguo convento monástico que se sitúa sobre uno de los meandros que forman las hoces del río Duratón.

San Frutos, patrón de Segovia, nació en el año 642 y fue un ilustre personaje que, encandilado por la belleza del entonces llamado “Desierto del Duratón”, se retiró a este lugar en compañía de sus hermanos Valentín y Engracia, para dedicarse plenamente a la oración. En la actualidad se puede ver la ermita rodeada de los restos del antiguo priorato; entre ellos y junto al ábside de la misma se encuentra una necrópolis visigoda. El acceso a este conjunto se realiza a través de un puente de piedra del s. XVIII que salva una grieta conocida con el nombre de “la Cuchillada” que hace referencia a uno de los milagros de San Frutos.

Alrededor de la ermita de San Frutos podremos observar la vegetación que caracteriza a la paramera. En este ecosistema predominan especies vegetales adaptadas a las condiciones extremas de este lugar: inviernos muy fríos y veranos secos y calurosos. Entre las especies que podremos divisar se encuentran la sabina albar, el enebro de la miera y diversos tipos de plantas aromáticas.

Las paredes del cañón conforman el hábitat para diferentes especies de plantas que se han adaptado a vivir en un lugar tan inhóspito como éste, como es el caso de los zapatitos de la Virgen. Algunas de estas plantas rupícolas están consideradas como uno de los recursos naturales más destacables del Parque.

Con respecto a la fauna, durante nuestro recorrido por el páramo es fácil que nos sobrevuelen especies rupícolas emblemáticas del Parque como el buitre leonado, el alimoche o la chova piquirroja. Además, la zona alberga diferentes especies de aves esteparias como la alondra ricotí, el alcaudón común o la cogujada.

En el recorrido hacia la Ermita de San Frutos se encuentra habilitado un mirador sobre el río Duratón desde el cual se divisa el embalse de Burgomillodo que marca uno de los límites del Parque Natural. Desde este lugar el visitante puede apreciar el resultado de la acción erosiva del río Duratón durante millones de años, fruto de la cual se abre ante nuestros ojos un paisaje espectacular en el que el cañón nos ofrece sus vistas más majestuosas.

Desde él se pueden divisar los meandros más pronunciados del río, sobre el que se elevan los impresionantes cortados rocosos que hacen de este paisaje un sitio único.

Descarga el folleto de San Frutos, pinchando en el siguiente enlace:

http://www.turismosepulveda.es/docs/06.Folleto_San_Frutos_2015.pdf

Ruta senderista. Camino de San Frutos, Caballar  ( 7 km desde El Cubillo y 15 Km desde Valdesimonte)

El Camino de San Frutos es una nueva ruta, inaugurada el 20 de octubre de 2012 que discurre por la provincia de Segovia, desde la misma ciudad hasta la Ermita situada en las Hoces del Duratón. Nada menos que 77 km donde el senderista puede disfrutar por caminos que discurren por una zona de gran riqueza natural, histórica y monumental. Sin olvidar la gastronomía de la zona y el componente espiritual de peregrinaje. Un verdadero mirador de arte y naturaleza dedicado al deleite de todos los sentidos. Espiritualidad, peregrinaje, naturaleza, patrimonio histórico y arqueológico, gastronomía y paisaje son algunos alicientes de esta ruta traslas huellas de San Frutos, entre parajes desconocidos, silenciosos, caminando a los pies de la sierra o a caballo, y entre las principales señas de identidad de las tierras segovianas, como son su patrimonio natural e histórico artístico y la devoción de los segovianos por el patrón de su Diócesis. Para el camino de san Frutos se han hecho dos Itinerarios, uno que pasa por Caballar el pueblo donde están tres de nuestras casas.

ITINERARIO 1: ( el más interesante porque pasa muy cerca de todas nuestras casas)

1º Etapa: Segovia – Basardilla. 17,8 Kilómetros.

2º Etapa: Basardilla – Caballar. 18 Kilómetros. El recorrido fijado para esta etapa concluye en Caballar, el pueblo en el que, según la tradición, se retiraron San Valentín y Santa Engracia tras la muerte de San Frutos. Allí continuaron su vida solitaria, en la ermita de San Zoilo, siendo martirizados por los moros que arrojaron sus cabezasa la Fuente Santa. Sus cuerpos decapitados fueron trasladados al lugar donde reposaba el de San Frutos, mientras las cabezas quedaron en Caballar. Colocadas en un relicario de plata, se custodian actualmente en la iglesia de dicho pueblo, recibiendo un culto singular, consistente en llevarlas en procesión hasta la Fuente Santa en épocas de pertinaz sequía para practicar en ella la inmersión de las mismas, suplicando la lluvia. Es lo que se llama “las mojadas”.

3º Etapa: Caballar-Sebúlcor. 25 kilómetros. Salida de Caballar y recorrido por los términos de Muñoveros, Puebla de Pedraza y Cantalejo, para terminar en Sebúlcor.

4º Etapa: Sebúlcor-Priorato de San Frutos. 15 kilómetros por el corazón del parque natural.

 ITINERARIO 2: Consta de 12 etapas, entre parajes tranquilos, peregrinando a los pies de la sierra:

1. De Segovia a Basardilla

2. De Basardilla a Santo Domingo de Pirón

3. De Santo Domingo de Pirón a Pelayos del Arroyo

4. De Pelayos del Arroyo a Torre Val de San Pedro

5. De Torre Val de San Pedro a Pedraza (Las etapas 2, 3, 4 y 5 son las más próximas a nuestros alojamientos)

6. De Pedraza a Orejanilla

7. De Orejanilla a La Matilla

8. De La Matilla a Valdesaz

9. De Valdesaz a Consuegra de Murera

10. De Consuegra de Murera a Villar de Sobrepeña

11. De Villar de Sobrepeña a Villaseca

12. De Villaseca a la Ermita de San Frutos, con un final en el conjunto monástico, sobre el río Duratón. Ahora puedes hacer un recorrido virtual por el Camino de San Frutos, a través de la aplicación Google Earth y Google Maps, que encontrarás en la sección “Peregrinación”. Las imágenes en 3D y el recorrido es todo un espetáculo.

¿Conoces la Pajarera ?

La Pajarera es un certificado equivalente a la Compostelana del Camino de Santiago. Este certificado, acreditará el haber completado los 80 kilómetros que separan la capital segoviana de la ermita de San Frutos. De manera que quienes quieran realizar la peregrinación hasta la ermita de San Frutos puedan hacerlo en distintas etapas, hasta conseguir así sellar al completo la credencial “pajarera”.

Se han diseñado unas credenciales para que, una vez estén debidamente selladas por todas las localidades del Camino, el peregrino pueda solicitar su certificado después de haber completado el Camino, “La Pajarera”.

Los peregrinos podrán sellar el pasaporte pajarero en los establecimientos hosteleros de cualquiera de las dos variantes del Camino, la de la Sierra o la de Caballar.

Presentando este pasaporte, con los diferentes sellos obtenidos a lo largo del Camino, incluido el de la última localidad, Villaseca, los peregrinos podrán dirigirse o bien a la Oficina de Turismo de Sepúlveda, al Centro de Recepción de Visitantes de Turismo de Segovia o a la oficina de Prodestur Segovia Turismo, donde obtendrán la Pajarera.

Por tanto nuestros alojamientos rurales, al encontrarse en el camino de San Frutos, sellarán con el sello de nuestro establecimiento, las credenciales a cuanto peregrino realice el Camino de San Frutos y se aloje en alguna de nuestras casas rurales.

 Ruta en coche. Río Pirón, Viejo y Polendos. Caballar  ( 7 km desde El Cubillo y 23 desde Valdesimnte)

Es un viaje medieval siguiendo el románico del Pirón. Se trata de una agradable ruta, discurre por tierras de la antigua Comunidad de Villa y Tierra de Segovia, concretamente en su parte noroccidental, un área geográfica donde los ríos Pirón, Viejo y Polendos se encargaron de excavar pequeños cañones calcáreos, ofreciéndonos un interesante paisaje donde no faltan los bosques de ribera. El camino sigue el piedemonte de la vertiente norte de la Sierra del Guadarrama, recorriendo los principales monumentos románicos. Se trata de un itinerario cómodo, donde el paisaje y las historias de bandoleros amenizarán aún más la visita. Recordemos que estamos en las tierras de Fernando Delgado Sanz, el último bandolero de la Sierra del Guadarrama, conocido como el tuerto del Pirón, sus hazañas terminaron en el año 1882, momento en que fue definitivamente detenido.

 Ruta en coche. Pueblos rojos y negros. Riaza  (63 km desde Caballar y El Cubillo, 37 km desde Valdesimnte)

La villa de  Riaza da comienzo a una espectacular estancia rural a los pies del Puerto de La Quesera. Una mezcla de entornos naturales y de pueblos de arquitectura roja y negra que ofrecen al viajero una experiencia multicolor, como podrá comprobarse al visitar localidades como Madriguera o Villacorta, construidos con piedra rojiza, o El Muyo, edificado con pizarra.

El Hayedo de La Pedrosa, reserva natural con sus casi 2.000 hayas, junto a las magníficas alternativas de ocio que ofrece la zona, como practicar deporte en La Pinilla, excursiones de senderismo o a caballo,así como pasear por las calles de Riaza, hacen de esta ruta en una gran oferta de turismo rural.